90% de nutrientes para fertilizar el suelo en Colombia son importados

Para los expertos, producir alimentos en Colombia es toda una proeza, ya que los suelos, en la gran mayoría del territorio nacional, presentan altos porcentajes de acidez.
De acuerdo con los expertos, los suelos deben estar balanceados en su fertlización; debe existir un equilibrio entre lo orgánico y lo químico, para una explotación más acertada en el agro.(Foto: Archivo/VANGUARDIA LIBERAL)

De acuerdo con los expertos, los suelos deben estar balanceados en su fertlización; debe existir un equilibrio entre lo orgánico y lo químico, para una explotación más acertada en el agro.(Foto: Archivo/VANGUARDIA LIBERAL)

Esa condición no permite que se aporten los nutrientes suficientes a los alimentos que se cultiven.

Y al ser bajos en materia orgánica, a juicio de Francisco Jiménez, gerente técnico de Monómeros, el 90 por ciento de los nutrientes que se utilizan para fertilizarlos tienen que ser importados. “De hecho, el 76 por ciento de los suelos en Colombia tiene una fertilidad baja para aportar a un cultivo, de acuerdo con un informe del IGAC”. agregó el directivo.

Jiménez resaltó el papel de la fertilización, aquella que proporciona los elementos químicos faltantes, que a juicio de los expertos, inciden entre 40% y 45% en los rendimientos de los cultivos, cifra que cobra mucha más relevancia cuando se producen 35 millones de toneladas de productos agrícolas en el país.

Ismail Cakmak, científico en Nutrición Vegetal, estima que “siempre se habla de la importancia de nutrientes como nitrógeno, fósforo y potasio, pero ¿dónde quedan otros como el zinc, el magnesio y el Boro?

El mal uso

De acuerdo con cifras del Instituto Geográfico Agustín Codazzi – IGAC, en Colombia el 40 por ciento del suelo presenta algún grado de erosión, el 15 por ciento está sobreutilizado y de las 22 millones de hectáreas aptas para desarrollo de proyectos agrícolas solo son utilizadas 6 millones hectáreas.

Para el instituto, la mayor área de tierras para desarrollos agrícolas está en manos de la ganadería; y la minería ilegal es la mayor degradadora y contaminadora.

Vía: http://www.vanguardia.com/