Agricultores identifican medidas de adaptación a partir de pronósticos agroclimáticos

Por: Fanny Howland y Diego Obando- Investigadores CIAT

Agricultores del Valle del Cauca reunidos en el Taller de Medidas Adaptativas

Agricultores del Valle del Cauca reunidos en el Taller de Medidas Adaptativas

Los agricultores saben que para obtener buenos rendimientos a la hora de cosechar, factores como el clima y el manejo agronómico serán fundamentales para una alta producción.

Conocer y prepararse para los fenómenos climáticos fue la motivación para que más de 120 agricultores asistieran a los talleres participativos coordinados entre la Federación Nacional de Cultivadores de Cereales y Leguminosas (FENALCE), el Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural (MADR) y el Centro Internacional de Agricultura Tropical (CIAT). Este intercambio de conocimiento se realizó en septiembre del presente año en las localidades de Cereté (Córdoba), Buga (Valle del Cauca) y Espinal (Tolima), municipios importantes en la producción de maíz en Colombia.

Estos encuentros se dan en el marco del Convenio ‘Clima y sector agropecuario colombiano, adaptación para la sostenibilidad productiva’ en el que participan estas 3 instituciones, que lleva 22 meses de actividades, busca fortalecer la capacidad de adaptación del sector agropecuario a la Variabilidad y Cambio Climático.

El taller tienen en cuenta los siguientes puntos:

1. Generación de pronósticos agroclimáticos

 Se generan los pronósticos agroclimáticos a partir del uso de modelos de simulación de cultivo que junto al pronóstico climático brinda la información que ayuda al productor en su toma de decisión.

Una de las actividades consiste en generar a nivel local pronósticos climáticos a partir de datos históricos vinculados con modelos de predicción dinámica. Posteriormente, se generan los pronósticos agroclimáticos a partir del uso de modelos de simulación de cultivo que junto al pronóstico climático brinda la información que ayuda al productor en su toma de decisión. Más allá de una simple socialización, el objetivo de estos talleres es generar conocimiento a partir de la discusión entre los técnicos de FENALCE, los investigadores del CIAT y los agricultores.

2. El reto de comunicar información agroclimática a productores para identificar medidas de adaptación

  • Las definiciones relacionadas al clima. Conceptos utilizados alrededor del tema climático suelen ser extraños para un no especialista del tema, por lo tanto, en la metodología usada se quiso definir de manera participativa los siguientes conceptos: Predicción climática, Predicción agroclimática y Medida de adaptación. Este ejercicio nos permitió medir el nivel de conocimiento de los participantes, adicionalmente, fue importante que los productores entendieran procesos tales como El Niño y el concepto de Probabilidad, esto permite comprender los niveles de incertidumbre que se asocian a la información, recuperando la confianza en los servicios de información climática.
  • El desafío de acercar agricultores a resultados de investigación: el caso de la gráfica. Una vez se logró generar un conocimiento básico acerca del clima, se compartió resultados en forma de gráficas (pronósticos de lluvia mensual, pronósticos de rendimiento ante eventos climáticos etc.). Para mejorar el grado comprensión de la información los participantes construyeron las gráficas y analizaron datos históricos a partir de preguntas. Este tipo de ejercicio fue importante para generar apropiación de la información por parte de los participantes.
  • Factores del entorno del agricultor que facilitan o impiden la implementación de medidas de adaptación. Las medidas de adaptación pueden ser identificadas y aplicables de forma particular de acuerdo con el contexto de cada agricultor. A partir de información climática y agroclimática, surgen las medidas a implementar, entre las opciones más comunes identificadas de manera participativa se encuentra el cambio en la fecha de siembra, el tipo de cultivo, la preparación del terreno, los sistemas de riego y drenaje, el uso de coberturas, fechas de cosecha y la programación de aplicación de productos.El contexto específico de los productores puede limitar o facilitar la implementación de las medidas de adaptación. Por ejemplo, en Cereté se discutió sobre lo que habría sido la mejor fecha de siembra de maíz para el primer semestre. Sin embargo, teniendo en cuenta que la práctica más común para el segundo semestre es sembrar algodón, el cambiar esta fecha de siembra se cruzaría con la del algodón. En este caso, con base en la información de los modelos agroclimáticos se miran otras condiciones particulares del sistema productivo que faciliten la implementación de medidas de adaptación, como por ejemplo, la disponibilidad de sistemas de riego y drenaje.
  • El boletín agro-climático: ¿un material de difusión? Al finalizar la jornada, se compartió un boletín agroclimático en el cual se resumió la información discutida durante el evento. Este material puede ser de gran utilidad para la difusión de la información agroclimática a los agricultores, sin embargo, para que otros usuarios apropien esta información debe estar acompañada por un proceso de capacitación.La transferencia de los resultados de investigación a técnicos y cultivadores a través de talleres participativos facilita la identificación de medidas de adaptación aplicables al contexto de cada participante, la capacitación facilita el entendimiento y adopción de la información de pronósticos agroclimáticos por parte de los cultivadores.