Aromo, una leguminosa que le cae bien al ganado

Esta especie arbórea se encuentra principalmente en trópico bajo. Tiene un gran valor nutritivo por su alta palatabilidad, contenido de azúcar y proteína. Ofrece sombra a las especies, por lo que se integra bien en los sistemas silvopastoriles.

El árbol es una gran alternativa para alimentar a los semovientes. Sus semillas y hojas tienen otros usos en producción equina y culinaria. Foto: palmeto.com.mx.

El árbol es una gran alternativa para alimentar a los semovientes. Sus semillas y hojas tienen otros usos en producción equina y culinaria. Foto: palmeto.com.mx.

Ante las condiciones climáticas extremas que vive Colombia, en donde las precipitaciones ya no son constantes y las temporadas invernales no tienen el comportamiento de otrora, los productores pecuarios deben apelar a implementar sistemas silvopastoriles que les ofrezcan la sombra y el alimento necesario para soportar momentos críticos. 

En ese trasegar, los empresarios han hallado un sinnúmero de especies que ofrecen a los semovientes la nutrición que requieren, evitando usar suplementos que no solo son costosos, sino que ante su alta demanda en invierno o verano, tienden a escasear.

El aromo (Acasia farnesiana) es una de esas especies arbóreas de trópico bajo ideales para el ganado. Hace parte de la familia de las leguminosas y tienen varias ventajas entre ellas su palatabilidad, contenido de azúcar, proteína y baja humedad. Un árbol de esta clase puede producir entre 50 y 120 kilos de sus frutos, por lo que pueden brindárseles a los bovinos en situaciones extremas.

Jairo Antonio Faría Romero, médico veterinario, aseveró que adicional a los servicios ambientales de provisión de sombra, control de vientos y aporte de nutrientes a las plantas asociadas, ofrecen hasta 7 toneladas de azúcar y 2.4 ton de proteína por ha por año, los cuales provienen de sus frutos.

“El uso de los frutos maduros de estas leguminosas arbóreas para la suplementación de rumiantes, tanto en épocas de escasez como de abundancia de forrajes, ha sido tradicional en muchas zonas de las Américas”, dijo Faría.

Añadió que la suplementación con frutos de leguminosas arbóreas mejora la respuesta productiva de los bovinos y sugirió que la respuesta productiva encontrada en los animales suplementados con frutos de leguminosas arbórea está asociada principalmente con aumento en el consumo voluntario de materia seca, energía digestible, mayor flujo de proteína microbial al duodeno y un mejor balance entre nutrientes gluco y cetogénicos.

En tanto, Jairo Serrano, médico veterinario y zootecnista, hizo una investigación con varias especies arbóreas entre ellas que el Aromo. Tras un análisis bromatológico descubrió que el árbol puede crecer hasta 7 metros de altura, armado con fuertes y peligrosas espinas. Además es factible encontrarlo en zonas que van desde los 0 hasta los 1.500 m.s.n.m.

“La planta es un excelente forraje para bovinos, caprinos y ovinos tiene también un sin fin de propiedades bien conocidas por nuestros ancestros. El polvo de sus semillas es utilizado en los cascos de los equinos para mantenerlos libres de parásitos, sus hojas son utilizadas como condimento en la gastronomía tradicional y sus extractos se utilizan contra fiebres, dolores articulares, neuralgias y dolores menstruales entre otros usos”, detalló.

La especie se reproduce por semillas que se recolectan fácilmente, las cuales son duras y pueden permanecer en buen estado durante largos periodos si se almacenan lejos de la humedad.

Vía: http://contextoganadero.com/