Cambio climático y mecanización comprometen pérdida del suelo en cultivo de papa

Por: Javier Aníbal León Guevara- Jair Paz. Fundación Biofuturo.

Se seleccionaron parcelas permanentes de investigación en los municipios de Tangua y Ospina, que involucra el establecimiento de cinco hectáreas cultivadas en papa.

Se seleccionaron parcelas permanentes de investigación en los municipios de Tangua y Ospina, que involucra el establecimiento de cinco hectáreas cultivadas en papa.

En los últimos 10 años se ha observado el impacto negativo de la mecanización en la preparación del suelo para el cultivo de papa, especialmente en algunas de las zonas más representativas de este cultivo en el departamento de Nariño, sur de Colombia.

Frente a esta problemática, la Fundación Biofuturo está desarrollando una serie de actividades para cuantificar ese impacto en la pérdida de suelo y su fertilidad, causada por los efectos de la erosión antrópica e hídrica, que a su vez se están correlacionando con la toma de datos agroclimáticos en la zonas de estudio, con el fin de determinar la relación con dichos eventos.

Se seleccionaron parcelas permanentes de investigación en los municipios de Tangua y Ospina, que involucra el establecimiento de cinco hectáreas cultivadas en papa, aplicando tres formas de preparación del terreno, dentro de las cuales está el uso tradicional del tractor mediante arado de disco y la práctica del guachado (modelo tradicional), que consiste en usar un azadón para cortar cespedones de suelo, que luego los superponen sobre sí mismos para formar un surco donde se deposita la semilla de papa. Dentro del uso de la práctica del guacachado se evaluarán a favor de la pendiente y diagonal a esta.

La Fundación Biofuturo, con ocho años de experiencia en investigación y transferencia de tecnología, ha establecido el desarrollo del proyecto con el fin de tener tres paquetes tecnológicos para ser llevados a las comunidades campesinas, y así minimizar la pérdida de suelo.