Colombia avanza hacia una agricultura climáticamente inteligente

El director del CIAT, Rubén Echeverría (centro); el presidente de la Federación Nacional de Arroceros (Fedearroz), Rafael Hernández (izq.) y el gerente de la Federación Nacional de Cultivadores de Cereales y Leguminosas (Fenalce), Henry Vanegas (der.) comentan la relevancia de los resultados del Convenio MADR-CIAT para los gremios del sector agropecuario colombiano.

El director del CIAT, Rubén Echeverría (centro); el presidente de la Federación Nacional de Arroceros (Fedearroz), Rafael Hernández (izq.) y el gerente de la Federación Nacional de Cultivadores de Cereales y Leguminosas (Fenalce), Henry Vanegas (der.) comentan la relevancia de los resultados del Convenio MADR-CIAT para los gremios del sector agropecuario colombiano.

El título de esta nota resume la conclusión principal del foro “logros y retos de la agricultura colombiana frente al cambio climático” realizado la semana pasada en Bogotá, evento organizado por el Convenio entre el Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural de Colombia (MADR) y el Centro Internacional de Agricultura Tropical (CIAT). Este foro sirvió para socializar los principales resultados del Convenio en mención y compartir con agricultores, investigadores y formuladores de política los aportes que esta alianza ha generado para que el agro colombiano mejore su capacidad de respuesta ante los fenómenos climáticos.

El evento fue instalado por el viceministro de agricultura, Hernán Miguel Román, que expresó que “el resultado de la primera fase del Convenio es muy alentador para el agro colombiano. Por eso hemos anunciado que seguiremos con una segunda fase del convenio. En la medida en que tengamos más recursos, como Ministerio esperamos ampliarlos. Y en la medida que haya interés de parte de los gremios para poner recursos adicionales, bienvenidos todos los que quieran trabajar conjuntamente con una entidad tan importante como el CIAT – y con el apoyo de Corpoica y el Ministerio – para que el productor colombiano sea altamente competitivo”.

Al foro asistieron 250 personas interesadas en cómo encontrar y aplicar alternativas para que el sector agropecuario colombiano se adapte a las condiciones locales del clima y mejore el uso de los recursos naturales asociados a los sistemas productivos. Andy Jarvis, investigador líder del Convenio, ofreció respuestas afirmando en su presentación que “estamos trabajando muy fuerte en la transmisión de pronósticos agroclimáticos hacia los agricultores, con la idea de que con esta información tomen mejores decisiones en el manejo de sus cultivos”. Asimismo, Jarvis complementó diciendo que, al cierre de la primera fase del Convenio, ya se han encontrado soluciones para evitar pérdidas por sequías e inundaciones, para cerrar las brechas productivas, para producir de manera sostenible y para resistir a fenómenos como el Niño y la Niña.

ya sabemos, ya tenemos

Respecto a estos avances, Alberto Mejia, productor de arroz de Córdoba, manifestó que “toda esta información y tecnología que se está trabajando es de vital importancia para nosotros los productores. Como productor estoy recibiendo la información directa acerca de qué debo hacer y cómo debo hacerlo, con respecto a los manejos del agua. Tengo implementado ya en la hacienda los sensores de rendimiento y la maquinaria para saber cómo se encuentran las áreas en cuanto a su producción, para identificar las zonas buenas, regulares y malas. Y ya estoy entrando en todo lo que es el manejo de la agricultura de precisión. La primera fase del Convenio MADR-CIAT nos abre una amplia expectativa. Lo que estamos haciendo nos llevará a ser mejores y más eficientes en la producción para poder exportar y así más competitivos a nivel internacional”.

De igual manera, frente a los resultados de la primera fase del Convenio, Diego Pajarito, consultor de sistemas de información geográfica de Agronet,  comentó que “lo más relevante es que por primera vez se ve una aplicación material. Las cifras muestran la disminución de pérdida de dinero en agricultores reales. Ese es el mayor logro en este caso. Es un resultado del apoyo del gobierno y diferentes gremios durante dos años de trabajo”.

Preguntas y respuestas del sector

En la segunda parte del foro se desarrolló un panel de preguntas y respuestas moderado por Francisco Lourido, presidente de la asociación de agricultores y ganaderos del Valle del Cauca, y con la participación del director del CIAT, Rubén Echeverría; el Presidente de la Sociedad de Agricultores de Colombia (SAC), Rafael Mejía; el presidente de la Federación Nacional de Arroceros (Fedearroz), Rafael Hernández; el gerente de la Federación Nacional de Cultivadores de Cereales y Leguminosas (Fenalce), Henry Vanegas; el director del Centro de Investigación de la Caña de Azúcar (Cenicaña), Álvaro Amaya y el director de investigación y transferencia tecnológica de Corpoica, Alonso González, entre otros.

panel tarde

Alonso González de Corpoica, Álvaro Amaya de Cenicaña, Andy Jarvis del CIAT, Alberto Mejía, productor de arroz, discutieron los aspectos técnicos de las tecnologías aportadas por el Convenio MADR-CIAT, con la moderación de Francisco Lourido.

Este grupo de personas vinculadas al sector agropecuario dieron su perspectiva frente a los desafíos que enfrenta la agricultura colombiana en un contexto de clima cambiante y la manera como los proyectos de investigación del Convenio brindan aportes fundamentales para la sostenibilidad productiva de cultivos vitales para la seguridad alimentaria del país como arroz, papa, fríjol, yuca y maíz.

“Creo que la información obtenida del convenio es fundamental hoy día. Nos cae como anillo al dedo. Por primera vez en la historia agrícola de Colombia podemos hablar de predicciones con niveles de aproximación bastante acertados. Considero que así como en Córdoba, donde se salvaron a 176 agricultores de perder 7200 millones de pesos, se pueden aplicar en todo el país. Y aplicando las recomendaciones en los diferentes sectores, esto producirá un cambio en la agricultura muy importante: el agricultor sembrará cuando deba hacerlo, logrando que las épocas críticas, que en el caso del arroz es la etapa reproductiva, coincidan con la mejor oferta ambiental. Se han cumplido las expectativas. Pero todavía nos queda la segunda fase, que es más grande. Esto no es un programa para dos, tres o cuatro años; tiene que ser para siempre porque el clima va a seguir cambiando. Y para adaptarse, se necesita información. Estamos en el camino”, afirmó Rafael Hernandez, Gerente General de Fedearroz.

El Viceministro de Agricultura, Hernán Miguel Román, instaló el foro “logros y retos de la agricultura colombiana frente al cambio climático”

Precisamente el camino recorrido hasta el momento es el que puede convertir a Colombia en un líder regional frente al tema de adaptación y mitigación del cambio climático. Pero hay que seguir avanzando hacia la agricultura climáticamente inteligente con 4 pasos necesarios en este proceso: implementar tecnologías aptas, tener un manejo sitio específico, acceder a pronósticos agroclimáticos confiables y establecer políticas facilitadoras de adaptación y mitigación.

Vea aquí una nota periodística sobre el foro “logros y retos de la agricultura colombiana frente al cambio climático”.

Descargue aquí una publicación que resume los principales avances de la primera fase del Convenio MADR-CIAT.

Descargue aquí la presentación del dr. Andy Jarvis en la socialización de resultados de la primera fase del Convenio.

Vea aquí fotos del foro “logros y retos de la agricultura colombiana frente al cambio climático”.