El aceite de palma como fuente energética para rumiantes

Desde hace 25 años, estudios han demostrado los efectos del aceite de palma como suplemento en la alimentación de rumiantes, sobre todo en ganaderías de ceba. En Colombia, se utiliza en algunos predios, aunque debe hacerse de forma restringida.

Foto de Neil Palmer (CIAT). Cultivo de Palma Aceitera

Foto de Neil Palmer (CIAT). Cultivo de Palma Aceitera

El aceite de palma es el producto que se obtiene del mesocarpio, la parte exterior carnosa de la palma tropical africana (Elaeis guineensis). Originaria de África, esta planta fue introducida en América por los colonizadores.

Hoy en día ocupa el segundo lugar en la producción mundial de aceites después del aceite de soya. Su uso principal se concentra las cocinas del mundo para freír o aliñar, o en la fabricación de helados y margarinas. En menor medida, se emplea en las dietas de rumiantes, aves y porcinos. (Lea: Manejo de las grasas pasantes en la nutrición bovina)

El aceite de palma es una grasa sólida a temperatura ambiente, con alto contenido en ácidos grasos saturados, monoinsaturados y poliinsaturados. Según un artículo de Joaquim Baucells, profesor Asociado de la Facultad de Veterinaria de la Universidad de Buenos Aires, el uso del aceite de palma se recomienda por las siguientes razones:

Cerca de 200 familias conforman esta comunidad fundada en 1943. Algunas de ellas se dedican al cultivo de la palma de aceite, el cacao, la porcicultura y ganadería. Foto: Adriana Varón – Comunicaciones CIAT.

Cerca de 200 familias conforman esta comunidad fundada en 1943. Algunas de ellas se dedican al cultivo de la palma de aceite, el cacao, la porcicultura y ganadería. Foto: Adriana Varón – Comunicaciones CIAT.

  1. Su uso en raciones adecuadas no interfiere funcionalidad ruminal ni repercute negativamente en la digestibilidad de la fibra ni en la reducción del porcentaje de grasa en leche.
  2. Proporciona un alto contenido energético, sobre todo en épocas de déficit de energía.
  3. A niveles adecuados, influye positivamente en la producción de leche. Incluso también aumenta el porcentaje de grasa en el lácteo.
  4. La relación calidad/precio lo hacen una alternativa accesible y económica para diseñar dietas de alta densidad energética.
  5. Es un producto estable por su bajo nivel de insaturados.
  6. Algunos estudios señalan que con una cantidad suficiente de lípidos, mejora significativamente la fertilidad y las pérdidas embrionarias. (Lea: Conozca porcentajes de nutrición ideales para ganado en trópico bajo)

Luis Antonio Cuadros Moreno, zootecnista especialista en nutrición animal, explicó el procedimiento por el cual se extrae el aceite, una vez se cosechan los frutos de la palma.

“En una planta de beneficio, unas prensas cogen ese y sacan el aceite, que introducen en carrotanques y lo envían a centros petroleros, donde le adicionan metanol. Entonces, de 100 litros de aceite, 90 salen convertidos en biodiésel, que es mezcla de alcohol y aceite, y los 10 restantes se emplean para otros usos, como productos para animales o cosméticos”, dijo.

Algunas ganaderías de trópico bajo del país utilizan este aceite, pues ofrece hasta 9.000 kCal a los bovinos. No obstante, el especialista aconsejó que se debe cuidar muy bien el suministro al ganado. (Lea: Recomendaciones para suministrar glicerol al ganado lechero)

“No se puede usar más del 5 % en el total de la dieta. (…) La partícula de grasa, que se llama micela, envuelve las partículas de pasto, e impide que las bacterias las ataquen, lo que daña la digestión de la fibra”, expresó.

Foto de Neil Palmer (CIAT). Cultivo de Palma Aceitera

Foto de Neil Palmer (CIAT). Cultivo de Palma Aceitera

Además, señaló que en los últimos años, el cambio climático ha hecho que se reduzcan los cultivos de palma africana en el país, haciendo que este recurso sea costoso para emplearlo en animales. (Lea: Grasas vegetales suben producción de leche en vacas paridas)

En otros países como Argentina o Ecuador es más barato, pero en Colombia resulta muy caro. Es como la tendencia que han aprendido los ganaderos de dar maíz a las vacas. El maíz es para alimentar humanos u otros animales, las reses deben comer pasto”, sentenció.