Escasez de alimento para ganado preocupa en Norte de Santander

Los productores de esta región del país están alarmados por la escasez de pasto y alimento para los animales. El inclemente verano y la reducción de lluvias han producido el deterioro de las pasturas y han imposibilitado el inicio de la siembra.

Miembros del sector solicitan al Gobierno el regreso de programas como el de las bodegas ganaderas, para que de esta manera cada productor tenga la posibilidad de adquirir suplementos alimenticios para sus animales a precios cómodos.

Los ganaderos de Norte de Santander están alarmados por la escasez de pasto y alimento para los animales. Foto: ecoticias.com

Los ganaderos de Norte de Santander están alarmados por la escasez de pasto y alimento para los animales. Foto: ecoticias.com

Jesús Parada, miembro de la junta directiva del Comité de ganadero de Norte de Santander, Coganor, expresó que en la mayoría de municipios del departamento no se han presentado las lluvias que se esperaban. (Lea: Ganadero: aprenda a enfrentar el verano y el invierno)

“En aproximadamente 25 de 40 municipios hemos tenido inconvenientes por cuenta del verano. A principios de septiembre se presentaron algunas lluvias de solo 40 milímetros, pero desde allí no ha caído más agua“, comentó.

Agregó que en estos momentos los ganaderos han empezado a comprar semillas con la esperanza de que empiece a llover, pero algunos han decidido no empezar a sembrar aún por miedo a la escasez de agua.

Parada manifestó que la preocupación por la ausencia de pasto y alimento para los animales es muy grande. Apuntó que a lo anterior se suma el hecho de que el Gobierno no ha reanudado los programas de alimentos subsidiados, razón por la cual los ganaderos están sufriendo demasiado.

También dijo que el fenómeno que El Niño ha generado una considerable reducción de forrajes en los predios y que esta situación está empezando a crear una alarma. (Lea: Sea recursivo para alimentar a los semovientes en temporadas de verano)

José Helí Soto González, presidente del Comité de Ganaderos del municipio de Salazar, comentó que las afectaciones por cuenta de la falta de lluvias y el verano se están sintiendo en todas las fincas, incluso en la de él.

“Yo tengo un pluviómetro en mi finca, llevamos datos desde hace más de 10 años y nos hemos podido dar cuenta de que la reducción de las lluvias ha sido muy grande, casi de un 45 %, sostuvo.

Soto indicó que los ganaderos de su municipio tienen muy poco pasto en las fincas, han dejado de hacer riegos y no cuentan con otros alimentos para suplementar, situación que está empezando a afectar la producción de leche y carne.

El presidente del Comité de Ganaderos del municipio de Salazar relató que en su predio estaba manejando un promedio de 280 litros de leche al día y afirmó que ahora lo máximo que logra sacar a raíz del verano y con ayuda de heno son 190.

Aseveró que hacen mucha falta las ayudas del Gobierno en lo que tiene que ver con las bodegas y alimentos subsidiados porque sirven como paliativos mientras el ganadero recupera las pasturas. (Lea: 7 dietas para suplementar ganado durante el verano según la región)

Los ganaderos solicitan que les faciliten a través de las bodegas ganaderas productos para la suplementación bovina, entre ellos silo de maíz, melaza, heno, semilla de algodón y Mezclagán.

Vía: http://contextoganadero.com/