Estas son las principales frutas que come el ganado

La fuente principal de alimentación del ganado es el pasto. Sin embargo, hay otras alternativas que se pueden incluir en su dieta que pueden resultar de gran beneficio en épocas de escasez.

En Colombia se encuentran diversas especies de frutales que son aprovechables en cualquier época del año. Los frutos que producen los silvopastoriles en las fincas pecuarias pueden ser proporcionados a los animales de forma fresca o ensilados.

Pic by Neil Palmer (CIAT)

Pic by Neil Palmer (CIAT)

Los residuos de cosecha también pueden ser una excelente opción cuando haya escasez de pastos.

De acuerdo con Andrés Zuluaga, coordinador del proyecto Ganadería Colombiana Sostenible del que hace parte importante la Federación Colombiana de Ganaderos, Fedegán, hay 2 formas de darles frutos a los bovinos, los provenientes de árboles que se siembran en los potreros y los que sobran de la cosecha.

Los sistemas silvopastoriles incluyen frutos que aportan energía, proteína, minerales o vitaminas, según el tipo de arbusto. Se encuentran los que suman carbohidratos y los que proporcionan fósforo, calcio o potasio; además de vitamina A, C y complejo B.

Indicó que en algunas fincas hay una gran cantidad de árboles, que no necesariamente producen frutas para el consumo humano, que se pueden utilizar como alternativa alimenticia para los semovientes como es el caso del Orejero, Iguá, Samán o Campano, Trupillo, entre otros.

También dijo que hay otros árboles que producen tanto frutos, que cuando caen al suelo y no son aprovechados se pueden perder, como el Ciruelo, el Totumo y el Guamo.

“En algunos casos los frutos se pueden consumir de manera directa cuando caen del árbol, en otros, cuando hay excesos o cuando tienen pepa por dentro, se pueden ensilar para conservarlos para las épocas críticas“, expuso.

Zuluaga señaló que durante la cosecha, hay una gran cantidad de frutas que sobran o que por diversos motivos no se pudieron comercializar y que se le pueden dar como alimento al ganado como por ejemplo la guayaba, piña, naranja, mandarina, aguacate, entre otros.

Mario Muñoz Humanes, médico veterinario-zootecnista, manifestó que en Cesar, región del trópico bajo colombiano, se produce mucho el mango y apuntó que cuando hay excesos los ganaderos tienden a suministrarles a sus bovinos esta fruta.

“El ganado consume con gusto el mango pero se corre riesgo que se produzca un atragantamiento o una constipación por la pepa, por lo que se aconseja quitarla o preparar silo con el fruto“, detalló.

Mencionó que en los santanderes hay una alta producción de Guayaba y por los general los ganaderos les dan a sus animales esta fruta de manera directa o fresca ya que sus semillas son pequeñas, tiene muchas vitaminas y aporta energía.

Asimismo, algunos ganaderos de la Costa Caribe están aprovechando el fruto del Totumo para suministrárselo a las reses fresco durante el pastoreo, o para fabricar ensilaje salino pues aporta energía, proteína, minerales y/o vitaminas. Otros están incorporando cáscaras de naranja en la dieta de sus animales como alimento suplementario.

En el caso de los productores de Arauca, ellos están empezando a ver en el fruto de la palma nativa o real una opción alimenticia para el ganado ya que se convierte en una buena alternativa para enfrentar la escasez de comida en épocas de verano. Solo requiere una preparación sencilla y económica para transformarla en una grasa sobrepasante.

La recomendación para los productores pecuarios es que aprovechen la diversidad de frutas de las que se dispone en su finca o en su región para alimentar a su ganado, los beneficios los notará en una mejor producción.