Formación de facilitadores para enfoques participativos

17152570556_c8dac04bcc_oEl equipo de gestión de conocimiento del CIAT llevó a cabo el taller “bases en facilitación de talleres participativos”, con el objetivo de fortalecer las capacidades de investigadores del Área de investigación en análisis de políticas del CIAT (DAPA, por sus siglas en inglés) y de algunos técnicos de los gremios (Fedearroz y Fenalce) vinculados al Convenio MADR-CIAT, en el uso de herramientas y metodologías participativas para mejorar el diseño de talleres y reuniones.

En el contexto de DAPA y del Convenio en mención se trabaja permanentemente con socios, por lo que resulta importante mejorar la capacidad de facilitación de los investigadores capacidades individuales e institucionales de toma de decisión, basados en la información obtenida del proceso de investigación. Esta colaboración requiere estimular el aprendizaje social.

“Fue una gran oportunidad de aprendizaje en sensibilización y práctica de métodos para facilitar talleres”.  Jose Luis Urrea, Comunicador CCAFS Latinoamérica.

El equipo de gestión de conocimiento, conformado por Armando Muñoz, Fanny Howland, José Arana, Karina Feijoo y Simone Staiger, diseñó el taller basado en ejercicios prácticos para fortalecer tres habilidades básicas en los asistentes:

1. La escucha activa como la clave para optimizar el trabajo en grupo.

Esto contribuye para que la comunicación de ideas y sentimientos sea abierta. Así, los participantes se sienten no sólo escuchados sino también entendidos. Para esto, se proponen tres acciones importantes en la facilitación: parafrasear, profundizar y resumir.

Parafrasear permite confirmar los puntos claves presentados por los participantes. Profundizar consiste en animar a las personas a ir más allá de simplemente proporcionar información e inducirlos a compartir sus puntos de vista. Y resumir es una habilidad importante para obtener conclusiones y resultados de las actividades de los talleres.16990731458_f4ef900274_o

2. La aplicación de metodologías adecuadas a los objetivos propuestos.

Planear un taller va desde una lluvia de ideas hasta la toma de decisión participativa. Es necesario aplicar diferentes metodologías participativas en diferentes situaciones, de acuerdo a los objetivos que persigan el taller o la reunión que se está llevando a cabo. Las metodologías participativas de aprendizaje son métodos y enfoques activos que animan y fomentan que las personas se apropien del tema y contribuyan con sus experiencias. Los participantes contribuyen de forma activa al proceso de enseñar y de aprender en vez de recibir pasivamente la información de expertos de afuera, que en ocasiones pueden desconocer o no entender debidamente asuntos internos del grupo de asistentes.

3. El diseño de agendas participativas con la colaboración con el organizador del taller.

Un taller se construye en sesiones según los varios objetivos del taller. Establecer un proceso participativo con una facilitación efectiva requiere diseñar dichas sesiones con una lógica diferente para cada sesión, para así asegurar que todo el mundo tenga igualdad de oportunidades para participar y, especialmente, para mantener la coherencia con lo que se planteó el organizador de dicho taller al pensar en su organización.

“Disponer de más y mejores herramientas que favorezcan la comunicación y el intercambio de ideas con los productores resulta de gran beneficio para el equipo técnico de Fedearroz en su búsqueda permanente del desarrollo del cultivo del arroz en el país. El taller nos ha permitido conocer formas más efectivas de estimular la participación de los productores, favorecer espacios de discusión y mejorar los canales de comunicación con ellos”. Gabriel Garcés, técnico de Fedearroz.

16992310559_e9fb8121ce_oA partir del fortalecimiento de las habilidades anteriores y, a medida que los participantes en el taller vayan adquiriendo más experiencia con las herramientas participativas, tendrán también mayor capacidad para tomar más responsabilidades en la planificación de sus propios talleres con socios y beneficiarios.

De igual manera, reforzando sus fortalezas como facilitadores, los investigadores de DAPA y de los gremios aprenderán sobre cómo trabajar juntos en un grupo y adquirirán experiencia sobre cómo usar las actividades y las herramientas de participación para desarrollar habilidades de comunicación y promover la discusión entre ellos.

Blogpost publicado originalmente en: http://ciatblogs.cgiar.org/knowledgemanagement/