Fotohistoria: Cuando Colombia conoció a Senegal.

La reciente experiencia sur-sur en Kaffrine, permitió a expertos en cambio climático de Colombia y Senegal el intercambio de estrategias de adaptación de la agricultura a este fenómeno.

Por: Andy Jarvis y Caitlin Peterson

La chiva es un símbolo nacional en Colombia y fue el medio principal en el que los agricultores transportaban sus productos de las fincas al mercado.

Hoy en día, varios actores clave de la agricultura colombiana están viajando “al estilo chiva” a través de Senegal para aprender cómo los agricultores y las instituciones de este país han afrontado un clima difícil y altamente variable. Durante una semana, diez representantes del agro colombiano, entre ellos del sector del arroz y de los cereales (FEDEARROZ y FENALCE), del Instituto Nacional de Meteorología (IDEAM) y de la Universidad Nacional de Colombia, además de un dignatario del Ministerio de Agricultura de Honduras; se unieron con funcionarios senegaleses del Instituto Nacional de Meteorología (ANACIM) y el Departamento de Extensión Agrícola en esta experiencia.

El intercambio es parte de una iniciativa liderada por el Programa de Investigación del CGIAR en Cambio Climático, Agricultura y Seguridad Alimentaria (CCAFS por sus siglas en inglés), en el marco del Convenio denominado ‘Clima y sector agropecuario colombiano, adaptación para la sostenibilidad productiva’ una alianza entre el Centro Internacional de Agricultura Tropical (CIAT) y el Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural de Colombia (MADR) para facilitar la adaptación de los sistemas agrícolas al cambio climático. 

 

Dar click para ver la descripción de cada foto:

Consulta el artículo anterior: ‘Colombia y Senegal generando conciencia frente al cambio climático