Fundesot está tras la huella hídrica de la papa

Por: Rosalbina Solanilla. Fundesot.

Agricultores en campo

Agricultores en campo

La Fundación para el Desarrollo Sostenible Territorial (Fundesot) está trabajando en un proyecto de investigación para establecer la huella hídrica en el cultivo de papa y evaluar el cultivo bajo dos sistemas de producción: agricultura de conservación y agricultura tradicional.

Esta investigación permite determinar la cantidad de agua utilizada para producir un kilo de papa, y por ciclo de cultivo, medir la pérdida de suelo, nitrógeno, fósforo, gases efecto invernadero y agua de escorrentía; comparar costos de producción y cambios en el suelo en materia orgánica, porosidad y velocidad de infiltración para los sistemas evaluados. Fundesot implementa las parcelas de investigaci ón en dos municipios de Cundinamarca, Ubaté y Sibaté.

Somos una institución con experiencia en investigación, planificación y desarrollo, pionera en la agricultura de conservación en los Andes y hemos trabajado en convenios con objetivos similares con el CIAT y la Corporación Autónoma Regional-CAR desde el año 2011.

Para este Convenio entre MADR y CIAT se instalaron 8 parcelas en cada municipio, en los sistemas de papa en agricultura de conservación y papa en agricultura tradicional, en rotacion con abonos verdes. En cada uno de estos ensayos se instalaron parcelas de escorrentía, lisímetros y anillos de infiltración, se toman datos y se recolectan muestras de agua y suelo para enviar al laboratorio del CIAT, para su análisis.

La agricultura de conservación es un conjunto de prácticas fundamentadas en tres principios: mínimo movimiento del suelo, mantener cobertura permanente en el suelo y rotar el cultivo, preferiblemente con abonos verdes.

Resultados preliminares del primer ciclo de cultivo muestran que, con agricultura de conservación se puede ahorrar alrededor del 30% de agua, por kilo de papa producido.

Los resultados de este convenio serán difundidos a través de diferentes medios y con talleres y días de campo con profesionales y técnicos de las secretarías  de agricultura de los municipios, CAR, asociaciones de productoras y productores de papa.