Hacer un control integral de las moscas en la finca sí es posible

Los ataques de este tipo de insectos pueden llegar a ser costosos para los ganaderos. Estrés, incomodidad para alimentarse o descansar, disminución en la producción de leche o en el aumento de peso, son algunos de los problemas que generan en los animales.

El manejo de moscas se puede realizar mediante la liberación de avispas parasitoides. Foto: ganaderiaproductivaymaslimpia.com.

Expertos aseguran que el incremento de las poblaciones de moscas, estaría relacionado con el manejo tradicional que algunos productores les han dado en su afán por controlarlas con la ayuda de químicos. La situación ha hecho que adquieran una gran resistencia a estos productos.

Existen diferentes tipos entre ellas la Musca domestica L. o Mosca casera, la Stomoxys calcitrans L. o Mosca de los establos, la Fannia scalaris o Mosca de las letrinas, la Fannia canicularis o Mosca de los gallineros y Lyperosia irritans o Mosca de los cuernos. A todas ellas se les debe dar un adecuado manejo.

Hoy en día se está promoviendo un control integral para este vector el cual contempla la implementación de algunas acciones básicas en la finca, la reducción poblacional de las moscas y la integración de especies vivas que las combatan.

Control cultural

Antonio Betancourt, médico veterinario – zootecnista y experto en parásitos en ganado, expuso que una forma de contribuir al control de las moscas es con la adecuada remoción y disposición del estiércol, las basuras de los establos y pesebreras y los residuos de las cosechas y de esta manera evitar su proliferación.

La mosca de los cuernos tiene la particularidad que solamente se cría en materia fecal fresca de ganado bovino. Por esta razón, es de vital importancia recoger y darle un buen uso a estas heces.

Control poblacional

El experto en parásitos en ganado dijo que si se apunta a controlar las moscas adultas, se reducirá la posibilidad de que se reproduzcan y de que aparezcan nuevas crías.

Una opción que tienen los ganaderos para reducir la población es colocar mallas o trampas en sitios estratégicos de la finca, en el campo abierto, en los establos, en las salas de ordeño o en los saladeros, utilizando algún tipo de pegante comercial sin químicos para de esta manera atrapar a cualquier tipo de mosca u otro insecto, como por ejemplo los cebos atrayentes.

Control biológico

Este manejo se hace mediante la liberación deliberadas de depredadores como ácaros, chinches, tijeretas, cucarrones estercoleros, hormigas y de parásitos como las avispasd.

Jorge Alberto Guzmán Osorio, médico veterinario y ganadero de Santander, expuso que en su finca se realiza un manejo biológico de moscas y garrapatas, con avispas y hongos. En el predio no utiliza agroquímicos ni herbicidas, esto con el objetivo de obtener el sello verde en sus productos.

Agregó que el manejo de moscas se realiza mediante la liberación de avispas parasitoides (Spalangia spp. y Muscidifurax spp.), una alternativa viable y práctica que no posee las desventajas de los métodos químicos y que resulta muy económica.

Según los expertos, uno de los métodos de control que más emplean los ganaderos es el químico, mediante el uso de baños, insecticidas y otras sustancias. Sin embargo, esta práctica no es muy recomendable porque es poco efectiva, costosa, contamina el ambiente y genera resistencia de las especies.

Vía: http://www.contextoganadero.com/