La recuperación de predios en el Eje Cafetero tardaría varios meses

Los ganaderos del Eje Cafetero confían en que las lluvias recuperarán sus pastos, aunque saben que el proceso tardará mucho tiempo. Foto: elclima-enelmundo.blogspot.com

Los ganaderos del Eje Cafetero confían en que las lluvias recuperarán sus pastos, aunque saben que el proceso tardará mucho tiempo. Foto: elclima-enelmundo.blogspot.com

Los ganaderos de Caldas, Quindío y Risaralda celebraron el comienzo de la temporada invernal, pero confesaron que el agua que cae no es la esperada. Confían en que la producción de leche y carne volverá a sus niveles habituales.

Es bien sabido que la región del Eje Cafetero conformada por estos 3 municipios no ha sido tan golpeada por el fenómeno de El Niño. Sin embargo, como en el resto del país, los productores rurales sintieron los embates de la sequía.

En Caldas, zonas cercanas al Magdalena medio o predios en Quindío o Risaralda ubicados cerca de la ribera de los ríos, fueron los más afectados por la falta del agua y el calor intenso.

En abril y mayo, la región tuvo el privilegio de conocer fuertes aguaceros, aunque en junio, julio y agosto volvieron a registrarse las altas temperaturas que les recordaron a los pobladores los días más calurosos de principios de año.

Ahora que comenzó la segunda temporada invernal del año, productores como Elsa Eugenia Vélez de Valderrama, en Quindío, agradecen la llegada de las nuevas lluvias. Según ella, en los últimos 15 días ha caído un régimen de precipitaciones que ha permitido la recuperación de praderas y fuentes hídricas.

“La crisis del verano fue muy grave. Apenas vamos a empezar a recuperarnos, porque hasta ahora los pastos están creciendo. No hemos podido poner a los animales a pastorear mientras no hayan crecido totalmente”, señaló.

Foto de Neil Palmer (CIAT). Ganaderia. Colombia.

Foto de Neil Palmer (CIAT). Ganadería. Colombia.

La ganadera ubicada en el municipio de Quimbaya cerca del río La Vieja, manifestó que la situación es “delicada” y que aún falta mucho tiempo para que puedan volver a estabilizarse. En agosto los aguaceros fueron escasos y sólo hasta principios de septiembre se normalizaron las aguas.

Añadió que en la época de verano, muchos propietarios de ganado como ella, se vieron obligados a descargar sus fincas tratando de evitar muertes de animales y procurando dar un descanso a sus praderas.

En Risaralda, el clima también ha favorecido a los productores. Sebastián Londoño, ganadero en Pereira, confesó que esperaban más lluvias. Aun así, no ocultó su satisfacción por la recuperación que han visto sus potreros.

“Estamos viviendo un ciclo normal. Veníamos de un verano muy fuerte, pero ya con estas agüitas, hemos visto una recuperación y volvimos a la rutina”, aseguró.

De acuerdo con el ganadero, la producción láctea bajó cerca de un 40% en todo el departamento. Esto llevó a un alza del precio en la leche que según sus previsiones se mantendría hasta final de año. Sin embargo, lamentó que ese valor no corresponda a los altos costos en los que incurren. “Los precios no suben, seguimos con los mismos de hace 10 años”, indicó Londoño.

Foto de Neil Palmer (CIAT). Zona Cafetera de Colombia.

Foto de Neil Palmer (CIAT). Zona Cafetera de Colombia.

En el departamento de Caldas, los ganaderos tratan de aprovechar las lluvias luego de que en agosto se hubieran registrado pocos aguaceros. Los últimos días se han visto precipitaciones, que al igual que en las otras zonas del Eje Cafetero, no han sido tan fuertes como se esperaba.

Los productores coinciden en afirmar que el ciclo de lluvias se normalizó en septiembre y guardan la esperanza de que seguirá cayendo agua en octubre y noviembre, para así tratar de recobrar el trabajo perdido en los últimos 3 años.

Noticia Vía: www.contextoganadero.com