Metodologías participativas para mejor comprensión de los pronósticos agroclimáticos

gira1Francisco Javier Hernández trabaja con Fedearroz en la seccional de Yopal, Casanare. Actualmente hace parte del equipo que trabaja en alianza con el CIAT en el marco del convenio “clima y sector agropecuario colombiano”, financiado por el Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural de Colombia.

Hernández da la impresión de ser una persona tímida, sin embargo está bastante interesado en fortalecer sus capacidades para comunicarse con los agricultores y desarrollar con ellos metodologías participativas para compartir conocimiento. Por esto, participó en el taller “bases de facilitación de talleres participativos”, organizado por el grupo de gestión de conocimiento del CIAT. Los conocimientos adquiridos en dicho taller fueron puestos en práctica por Francisco cuando facilitó un taller sobre pronósticos agroclimáticos, organizado por IDEAM, CIAT y Fedearroz en Fundación, Magdalena. Allí se desarrolló una propuesta de agenda distinta a la usada en ocasiones anteriores.

“Con la conferencia tradicional que siempre se usaba para informar a los agricultores, unos pocos ponían cuidado, el resto del grupo dormía o usaba el celular”, comentó Francisco como justificación a un salto de calidad necesario para llegar mejor a los productores. A continuación se documentan aspectos relacionados con la forma en que se decidió presentar la información acerca de los pronósticos agroclimáticos.

Sobre los cambios en la realización del Taller:

En las metodologías implementadas

“Aquí ha venido varias veces el IDEAM y otras entidades a hablarnos, pero la verdad es que uno queda con una información un poco abstracta, unos captan más y otros menos, pero este taller me ha parecido más didáctico, hubo mucha más interacción, nadie estuvo distraído. Una conferencia de una o dos horas sin interacción deja muchas cosas sin entender y sin ver su practicidad (sic)”, opinó Pablo Enrique Núñez, director de la seccional de Fedearroz en Fundación, Magdalena, frente a las metodologías implementadas.

Lo anterior fue corroborado por los agricultores, quienes manifestaron que, en comparación con talleres realizados anteriormente, la forma en que se presentó la información acerca de los pronósticos climáticos fue más detallada y mejor presentada. La base por la que les parece que se mejoró en la metodología implementada está directamente relacionada con la manera en que prefieren tratar el tema de pronósticos climáticos, ya que escogen participar activamente en la discusión del pronóstico esperado por encima de escuchar una presentación magistral de un experto o recibirlo por escrito y leerlo por su cuenta.

gira2Para Francisco Javier, la buena acogida por parte de los agricultores a las metodologías empleadas tiene que ver con que la forma en la cual se presentó la información del pronóstico climático pues estuvo más enfocado en mensajes clave y de utilidad para los productores y, además, permitió conocer la posición de ellos frente al pronóstico. “La información fue más clara y llegó al 100% de los participantes, lo que no ocurría en años anteriores”, agregó Francisco.

Frente a la implementación de las metodologías, los funcionarios de Fedearroz que facilitaron y/o brindaron acompañamiento a los talleres identificaron las siguientes oportunidades y barreras:

tabla blog (1024x624) (1024x624) (1024x624)

Uno de los retos principales de los talleres FEDEARROZ-CIAT-IDEAM era cambiar la forma de comunicar información de carácter técnico, de modo que ésta resultase no solamente más comprensible para los agricultores, sino sobre todo de utilidad para el manejo del cultivo del arroz.En las formas de comunicar

El reto fue superado pues, como lo anotó Yesid Navarro, agricultor de arroz de El Espinal, “este taller fue una nueva forma de comunicar los programas climatológicos que se presentan en la región. Es mejor así porque las personas entienden qué es lo que se está haciendo con todos aquellos aparatos que tiene una estación metereológica. Para mí no ha sido novedoso pero sí muy importante. Sin embargo, faltan datos y proyecciones para hablar de cambiar decisiones en el cultivo”.

gira3Cuando se les preguntó a los funcionarios de Fedearroz acerca de los puntos a mejorar para comunicar más eficazmente en próximas actividades, todos coincidieron en afirmar que deben fortalecer su conocimiento en la facilitación de talleres. En los aspectos a corregir, se mencionó que no se deberían haber mezclado asistentes técnicos y agricultores en el mismo espacio. Asimismo, Gabriel Garcés, técnico de Fedearroz, se refirió a la necesidad de acortar el evento y reducir la aplicación de encuestas pues “fueron un poco largas y no todos los productores se sintieron cómodos al llenarlas”.

Coincide con Gabriel la ingeniera ambiental de Asosaldaña, Isabel Cristina Espitia, quien expresó que “se usaron muchos formatos, es mejor que den información más clara a través de gráficas. También hizo falta una evaluación final. De todos modos el taller ha sido muy bueno porque fue participativo, se adapta a las condiciones de los agricultores y, por eso, las personas no se distraen como cuando viene alguien a exponer el tema de forma magistral”.

Finalmente, los funcionarios de Fedearroz que acompañaron – y facilitaron en algunos casos – la actividad, identificaron los siguientes objetivos cumplidos con los cambios en metodología y comunicación implementados:

  • Se facilitó la participación de todos los asistentes.
  • Fue posible conocer si la información, como fue presentada, es asimilable por los productores y técnicos.
  • Todos los participantes interactuaron libremente alrededor del tema.
  • Técnicos y agricultores identificaron los parámetros que presenta el boletín agroclimático y de qué manera lo pueden usar para su toma de decisiones.
  • Se fomentó el trabajo colectivo: las opiniones diversas aportan a la construcción de una interpretación útil porque los agricultores conocen las particularidades de cada zona.

gira4